Volver

Abril de 2007
El Mundo

Mery Sales exhibe sus "Designios y Quiebras" en la Galería i Leonarte

En situaciones alejadas del equilibrio, hay muchos estados posibles. En cambio, cuando nos acercamos a ese equilibrio, todo resulta más lineal y predecible, Esto es al menos lo que dice Prigogine como representante cualificado de la ciencia contemporánea. Trasladado al terreno del arte podría decirse otro tanto. Mery Sales (Valencia, 1970) extrae todo su potencial creativo de las posibilidades que le ofrece ese acercamiento al desequilibrio. Las 13 obras que exhibe hasta el 14 de mayo en la Galería i Leonarte son una magnífica prueba de ello.


Designios y quiebras es el título de la muestra. Lo que traducido al lenguaje científico vendría a ser “predicción y desequilibrios”. Sales juega con esta dialéctica para hacernos ver la vitalidad que encierran precisamente las quiebras. Lejos de la estabilidad aparente de las cosas, sugiere la artista, se halla el caudal expresivo de lo inquieto. “Me interesa mucho la paradoja de lo oscuro y de la luz”, comenta frente al cuadro 'Incertidumbre' que sirve de tarjeta de presentación de la exposición. Un cuadro donde el verde de la hierba deja entrever un inquietante fondo oscuro.


Lo mismo sucede con 'Drama/Trama', en el que juega con las llamas de unas velas para subvertir los conceptos que dan título al cuadro. Así, el drama nace de la intensidad de la luz, frente a la trama que construye esa misma luz de las velas a medio apagar. Y es que Sales parte del hecho de que la creatividad surge de la tensión entre deseos antagónicos. Como en 'Nieve/Lumbre', donde “la nieve es lo que ciega, mientras la lumbre es lo que da calor”, señala. “Lo hago al revés, porque para mí la quiebra es lo que cambia cuanto tenías previsto, y eso es lo enriquecedor”.


Los títulos de sus obras también son objeto del mismo juego, de idéntica descomposición de las palabras buscando en ellas el contraste que se observa en sus cuadros. 'Llamas', 'Llamada', 'Llamaradas', 'Incertidumbre', 'Vislumbre'. “Con los títulos soy muy retórica, hago juegos de palabras”, dice, de modo que 'El lado frío' resulta que acompaña a la imagen cálida de unos rayados edredones verdes.

Designios y quiebras, cuya exposición forma parte del 'Encuentro entre dos mares' de la Bienal, nos muestra esa inquietud de Mery Sales por las cosas en perpetua transformación. Lo cual indica que la artista se vale de los designios que probarían cierta fiabilidad del juicio, para contrastarlos con las quiebras que en todo sujeto apuntan a la verdad del ser.

Salva Torres


Volver