Categorías
Obras

Conspiraciones # 2006

Conspiraciones # 2006
Los distintos elementos que conforman estos grises, fragmentos dibujados de la actualidad política y económica, delatan la necesidad de cuestionar nuestra percepción del mundo a partir de la información que consumimos y asumimos sin darnos cuenta. El hecho de dibujar está íntimamente relacionado con el hecho de tomar conciencia porque encuadrar la realidad nos ayuda a observarla con mayor atención para desvelar sus desmanes. Esa atención a la fisura de la totalidad implica poner en evidencia el abuso sin obstáculo, en cualquiera de sus formas, cuando el poder se ejerce como único sistema de conducta. Y, del mismo modo, implica adivinar la complicidad de los medios que le dan cabida en su propio beneficio. La grisalla uniforme encuentra un respiro en su envés cromático, precisamente en la fuerza de lo frágil que es potencia y no poder, despertando la necesidad de encontrar la viveza emocional que denuncie un fin que no puedan justificar los medios.

Mi pintura, velando, revela. En su devenir ha ido encontrando un modo de razonar diferente a partir de referentes decisivos y conceptos esquivos de una presencia tangible. Cada una de las secuencias temporales, de alto contenido narrativo y simbólico, ha ido estrechando su compromiso con cierto tipo de escritura donde la sucesión de imágenes va encontrando un hilo rojo en el tiempo. Una especie de pensamiento encarnado cuya intención es despertar la conciencia favoreciendo encuentros sensoriales y emocionales con el mundo al que pertenecemos, con su belleza y su conflicto. Una doble trama que, a lo largo de los años, se distingue como una inmensa red reversible desde lo sensible.

Las características icónicas, plásticas y conceptuales son el cambio de escala, el fuera de foco y de campo y las diversas tensiones compositivas; las superposiciones de contornos y formas; el uso libre de la luz, el color o la mancha; la doble visión simultánea: figurativa y abstracta; la diversidad estilística en el contenido de cada proyecto; las múltiples lecturas y referencias textuales, y la reinterpretación de los géneros clásicos como el retrato o el paisaje. Hablando de géneros, pero en otra acepción, también la relectura de la propia pintura fuera de la perspectiva de la tradición masculina.

Mi pintura sigue evolucionando a cada tanto como un movimiento constante de cercanía y de alejamiento consigo misma y, más allá de sus márgenes, en la relación íntima con otras miradas. Maria Zambrano,la fuerza de la debilidad, razón pictórica, filosofía Puedo luego soy, me rebelo luego somos. Dos citas unidas en una frase, de Simon Weil y Albert Camus respectivamente, revelan el sentido de estos rostros sin nombre de la dignidad humana. Los primeros 13 retratos de esta serie en proceso aparecieron al final de la muestra Seres fuera de campo, como conclusión inacabada y abierta a un nuevo comienzo. Mi pintura sigue avanzando retomando trabajos anteriores. En este caso concreto, a partir de Hannah Arendt y su singular concepto de paria consciente, se atreve a revisar, a modo de cita o escritura al margen, el sentido de los 48 Retratos ilustres del pintor alemán Gerhard Richter, también objeto de estudio en su día. La cita pretende despertar esta obra de su letargo ideológico e histórico y reponer ciertas ausencias en clave crítica, mostrar ese otro saber, desplazado por incómodo, que lamentablemente no ha dejado huella en las enciclopedias y que, sin embargo, existe. banalidad del mal. violencia,feminismo,politicalart,artepolitico.

Carrer de Juan de Mena, 6 46008 Valencia pintura@merysales.com

Conspiraciones

Conspiraciones
Categorías
Obras

Escenas de interior # 2005

Escenas de interior # 2005
Un mínimo de personas anónimas ocupan una determinada estancia, un grupo intercambiable de seres con quienes cualquiera podría identificarse. Los gestos aparentemente inofensivos y rutinarios dan cuenta de cierta extrañeza intrigante, y ridícula también, cuando no se percibe intención ni sentido profundo en cada acción. Ellos caracterizan un fragmento de la sociedad autómata que no piensa, compuesta por desconocidos también de sí mismos. Seres malogrados, que no se involucran en lo que hacen y ni siquiera son conscientes de ello.

Escenas de interior Escenas de interior Escenas de interior Mi pintura, velando, revela. En su devenir ha ido encontrando un modo de razonar diferente a partir de referentes decisivos y conceptos esquivos de una presencia tangible. Cada una de las secuencias temporales, de alto contenido narrativo y simbólico, ha ido estrechando su compromiso con cierto tipo de escritura donde la sucesión de imágenes va encontrando un hilo rojo en el tiempo. Una especie de pensamiento encarnado cuya intención es despertar la conciencia favoreciendo encuentros sensoriales y emocionales con el mundo al que pertenecemos, con su belleza y su conflicto. Una doble trama que, a lo largo de los años, se distingue como una inmensa red reversible desde lo sensible.

Las características icónicas, plásticas y conceptuales son el cambio de escala, el fuera de foco y de campo y las diversas tensiones compositivas; las superposiciones de contornos y formas; el uso libre de la luz, el color o la mancha; la doble visión simultánea: figurativa y abstracta; la diversidad estilística en el contenido de cada proyecto; las múltiples lecturas y referencias textuales, y la reinterpretación de los géneros clásicos como el retrato o el paisaje. Hablando de géneros, pero en otra acepción, también la relectura de la propia pintura fuera de la perspectiva de la tradición masculina.

Mi pintura sigue evolucionando a cada tanto como un movimiento constante de cercanía y de alejamiento consigo misma y, más allá de sus márgenes, en la relación íntima con otras miradas. Maria Zambrano,la fuerza de la debilidad, razón pictórica, filosofía Puedo luego soy, me rebelo luego somos. Dos citas unidas en una frase, de Simon Weil y Albert Camus respectivamente, revelan el sentido de estos rostros sin nombre de la dignidad humana. Los primeros 13 retratos de esta serie en proceso aparecieron al final de la muestra Seres fuera de campo, como conclusión inacabada y abierta a un nuevo comienzo. Mi pintura sigue avanzando retomando trabajos anteriores. En este caso concreto, a partir de Hannah Arendt y su singular concepto de paria consciente, se atreve a revisar, a modo de cita o escritura al margen, el sentido de los 48 Retratos ilustres del pintor alemán Gerhard Richter, también objeto de estudio en su día. La cita pretende despertar esta obra de su letargo ideológico e histórico y reponer ciertas ausencias en clave crítica, mostrar ese otro saber, desplazado por incómodo, que lamentablemente no ha dejado huella en las enciclopedias y que, sin embargo, existe. banalidad del mal, amor mundi, violencia,feminismo,politicalart,artepolitico, razón poetica, radon pictorica, Maria Zambrano, atrévete a pensar, Mi pintura sigue evolucionando a cada tanto como un movimiento constante de cercanía y de alejamiento consigo misma y, más allá de sus márgenes, en la relación íntima con otras miradas. Maria Zambrano,la fuerza de la debilidad, razón pictórica, filosofía Puedo luego soy, me rebelo luego somos. Dos citas unidas en una frase, de Simon Weil y Albert Camus respectivamente, revelan el sentido de estos rostros sin nombre de la dignidad humana.

Carrer de Juan de Mena, 6 46008 Valencia pintura@merysales.com

Escenas de interior

Escenas de interior
Categorías
Obras

Ver o arder # 2004

Ver o arder # 2004
A partir de la disyuntiva que ofrece el título se articula la secuencia de cuadros que extiende las premisas del primer término: ver, invitando a mirar, más allá de lo que aparece a simple vista. Quien mira, en este caso, se convierte en testigo voluntario, participante con sus propias experiencias, sensaciones y pensamientos en la escena que contempla. De este modo, dentro de las situaciones que los cuadros ofrecen, hay mucho más: todo lo que la mirada del otro contiene. Su propio imaginario, a partir de lo leído, vivido o contemplado, será lo que vaya despertándose en la pintura. Es el momento en el que el observador entiende la figura del testigo como fermento de conciencias y de nuestra memoria común abocada a repetir los males de la historia si no nos hacemos cargo de ella.

Ver o arder Ver o arder Ver o arder Ver o arder Ver o arder Ver o arder Ver o arder Ver o arder Mi pintura, velando, revela. En su devenir ha ido encontrando un modo de razonar diferente a partir de referentes decisivos y conceptos esquivos de una presencia tangible. Cada una de las secuencias temporales, de alto contenido narrativo y simbólico, ha ido estrechando su compromiso con cierto tipo de escritura donde la sucesión de imágenes va encontrando un hilo rojo en el tiempo. Una especie de pensamiento encarnado cuya intención es despertar la conciencia favoreciendo encuentros sensoriales y emocionales con el mundo al que pertenecemos, con su belleza y su conflicto. Una doble trama que, a lo largo de los años, se distingue como una inmensa red reversible desde lo sensible.

Las características icónicas, plásticas y conceptuales son el cambio de escala, el fuera de foco y de campo y las diversas tensiones compositivas; las superposiciones de contornos y formas; el uso libre de la luz, el color o la mancha; la doble visión simultánea: figurativa y abstracta; la diversidad estilística en el contenido de cada proyecto; las múltiples lecturas y referencias textuales, y la reinterpretación de los géneros clásicos como el retrato o el paisaje. Hablando de géneros, pero en otra acepción, también la relectura de la propia pintura fuera de la perspectiva de la tradición masculina.

Mi pintura sigue evolucionando a cada tanto como un movimiento constante de cercanía y de alejamiento consigo misma y, más allá de sus márgenes, en la relación íntima con otras miradas. Maria Zambrano,la fuerza de la debilidad, razón pictórica, filosofía Puedo luego soy, me rebelo luego somos. Dos citas unidas en una frase, de Simon Weil y Albert Camus respectivamente, revelan el sentido de estos rostros sin nombre de la dignidad humana. Los primeros 13 retratos de esta serie en proceso aparecieron al final de la muestra Seres fuera de campo, como conclusión inacabada y abierta a un nuevo comienzo. Mi pintura sigue avanzando retomando trabajos anteriores. En este caso concreto, a partir de Hannah Arendt y su singular concepto de paria consciente, se atreve a revisar, a modo de cita o escritura al margen, el sentido de los 48 Retratos ilustres del pintor alemán Gerhard Richter, también objeto de estudio en su día. La cita pretende despertar esta obra de su letargo ideológico e histórico y reponer ciertas ausencias en clave crítica, mostrar ese otro saber, desplazado por incómodo, que lamentablemente no ha dejado huella en las enciclopedias y que, sin embargo, existe.Voluntad de recordar. Ser del limite. banalidad del mal.

Carrer de Juan de Mena, 6 46008 Valencia pintura@merysales.com

Ver o arder

ver o arder
Categorías
Obras

El rostro oculto # 2003

El rostro oculto # 2003
La causa que impedía a la Mujer Elefante poder ver, verse y encontrar su propia voz, era la pérdida de la cabeza y, por tanto, de los sentidos. Ese rostro oculto por la almohada responde ahora a una serie de primeros planos extraídos de la Juana de Arco de Dreyer. Su tormento irá transformándose en una sucesión de gestos conmovedores. Frente al peso del saber cabe oponerse con otra verdad, aunque solo exista fuera de los márgenes de lo visible, como un tímido destello. Su verdad es su palabra, mínima expresión que da sentido a su existencia. Elemento exageradamente desproporcionado frente al magno discurso, convertido en artillería pesada, de sus oponentes. A pesar del miedo ella no renuncia, no puede fingir, no puede callar, no se deja convencer por retóricas, ni siquiera le disuade la razón a la fuerza, y esa es su lucha: su existencia es su condena. Defender su verdad le dará la vida aunque por ello muera en la hoguera. La indefensa pero insumisa mujer, protagonista de esta trama y de muchas otras, se enfrenta a todos siendo consciente de su fatal destino, y demanda con su vida la obligación de pensar.

Mi pintura, velando, revela. En su devenir ha ido encontrando un modo de razonar diferente a partir de referentes decisivos y conceptos esquivos de una presencia tangible. Cada una de las secuencias temporales, de alto contenido narrativo y simbólico, ha ido estrechando su compromiso con cierto tipo de escritura donde la sucesión de imágenes va encontrando un hilo rojo en el tiempo. Una especie de pensamiento encarnado cuya intención es despertar la conciencia favoreciendo encuentros sensoriales y emocionales con el mundo al que pertenecemos, con su belleza y su conflicto. Una doble trama que, a lo largo de los años, se distingue como una inmensa red reversible desde lo sensible.

Las características icónicas, plásticas y conceptuales son el cambio de escala, el fuera de foco y de campo y las diversas tensiones compositivas; las superposiciones de contornos y formas; el uso libre de la luz, el color o la mancha; la doble visión simultánea: figurativa y abstracta; la diversidad estilística en el contenido de cada proyecto; las múltiples lecturas y referencias textuales, y la reinterpretación de los géneros clásicos como el retrato o el paisaje. Hablando de géneros, pero en otra acepción, también la relectura de la propia pintura fuera de la perspectiva de la tradición masculina.

Mi pintura sigue evolucionando a cada tanto como un movimiento constante de cercanía y de alejamiento consigo misma y, más allá de sus márgenes, en la relación íntima con otras miradas. Maria Zambrano,la fuerza de la debilidad, razón pictórica, filosofía Puedo luego soy, me rebelo luego somos. Dos citas unidas en una frase, de Simon Weil y Albert Camus respectivamente, revelan el sentido de estos rostros sin nombre de la dignidad humana. Los primeros 13 retratos de esta serie en proceso aparecieron al final de la muestra Seres fuera de campo, como conclusión inacabada y abierta a un nuevo comienzo. Mi pintura sigue avanzando retomando trabajos anteriores. En este caso concreto, a partir de Hannah Arendt y su singular concepto de paria consciente, se atreve a revisar, a modo de cita o escritura al margen, el sentido de los 48 Retratos ilustres del pintor alemán Gerhard Richter, también objeto de estudio en su día. La cita pretende despertar esta obra de su letargo ideológico e histórico y reponer ciertas ausencias en clave crítica, mostrar ese otro saber, desplazado por incómodo, que lamentablemente no ha dejado huella en las enciclopedias y que, sin embargo, existe.Voluntad de recordar. Ser del limite. banalidad del mal.

Carrer de Juan de Mena, 6 46008 Valencia pintura@merysales.com

El rostro oculto

El rostro oculto
Categorías
Obras

Mujer elefante # 2002

Mujer elefante # 2002
Mujer elefante se inspira en El hombre elefante de David Lynch, la dramática historia de un ser deforme que sufre las atrocidades de una sociedad que no le acepta. Curiosamente, el protagonista de la película no podía dormir recostado sobre la almohada porque el peso de su cabeza podía ocasionarle la muerte, tal y como sucedió en la realidad.
La confusión e inadaptación frente a los códigos sociales establecidos, el rechazo a la propia imagen, el aislamiento, la impotencia y el agotamiento ante la constante humillación, son solo algunos de los sentimientos compartidos. Las diferencias comienzan a observarse a partir de una serie de actos performativos donde determinados movimientos, ocasionados por cuerdas imaginarias, que tan pronto ciñen sus extremidades como le atan a la cabeza una pesada almohada, dislocan su cuerpo hasta hacerla caer rendida. Son metáforas que describen la presión de un exterior violento que produce una alteración cognitiva cuando parece imposible desafiarlo; y solo quitándose la almohada de la cabeza podrá salvar su vida.

Mi pintura, velando, revela. En su devenir ha ido encontrando un modo de razonar diferente a partir de referentes decisivos y conceptos esquivos de una presencia tangible. Cada una de las secuencias temporales, de alto contenido narrativo y simbólico, ha ido estrechando su compromiso con cierto tipo de escritura donde la sucesión de imágenes va encontrando un hilo rojo en el tiempo. Una especie de pensamiento encarnado cuya intención es despertar la conciencia favoreciendo encuentros sensoriales y emocionales con el mundo al que pertenecemos, con su belleza y su conflicto. Una doble trama que, a lo largo de los años, se distingue como una inmensa red reversible desde lo sensible.

Las características icónicas, plásticas y conceptuales son el cambio de escala, el fuera de foco y de campo y las diversas tensiones compositivas; las superposiciones de contornos y formas; el uso libre de la luz, el color o la mancha; la doble visión simultánea: figurativa y abstracta; la diversidad estilística en el contenido de cada proyecto; las múltiples lecturas y referencias textuales, y la reinterpretación de los géneros clásicos como el retrato o el paisaje. Hablando de géneros, pero en otra acepción, también la relectura de la propia pintura fuera de la perspectiva de la tradición masculina.

Mi pintura sigue evolucionando a cada tanto como un movimiento constante de cercanía y de alejamiento consigo misma y, más allá de sus márgenes, en la relación íntima con otras miradas. Maria Zambrano,la fuerza de la debilidad, razón pictórica, filosofía Puedo luego soy, me rebelo luego somos. Dos citas unidas en una frase, de Simon Weil y Albert Camus respectivamente, revelan el sentido de estos rostros sin nombre de la dignidad humana. Los primeros 13 retratos de esta serie en proceso aparecieron al final de la muestra Seres fuera de campo, como conclusión inacabada y abierta a un nuevo comienzo. Mi pintura sigue avanzando retomando trabajos anteriores. En este caso concreto, a partir de Hannah Arendt y su singular concepto de paria consciente, se atreve a revisar, a modo de cita o escritura al margen, el sentido de los 48 Retratos ilustres del pintor alemán Gerhard Richter, también objeto de estudio en su día. La cita pretende despertar esta obra de su letargo ideológico e histórico y reponer ciertas ausencias en clave crítica, mostrar ese otro saber, desplazado por incómodo, que lamentablemente no ha dejado huella en las enciclopedias y que, sin embargo, existe. banalidad del mal.

Carrer de Juan de Mena, 6 46008 Valencia pintura@merysales.com

Mujer elefante

Mujer elefante
Categorías
Obras

Esperpento # 2000

Esperpento # 2000
Los aspectos más complejos de la existencia y los entresijos del comportamiento humano pueden expresarse a partir de metáforas que podemos descubrir en la ficción. Payasos, marionetas, equilibristas, comediantes, muñecos, monstruos, personajes todos ellos disfrazados de personas y personas que parecen enmascarar otra identidad. Los elementos del atrezzo construyen la escenografía de cada pequeño suceso de manera igualmente metafórica, ya se trate de cuerdas, cristales, hilos, mangas, máscaras, alas sin plumas, bolsas de papel…, y su papel, precisamente, no es el de adornar sino el poder facilitar pistas para la comprensión de una realidad que parecía indescifrable y, por tanto, inamovible. Cada acontecimiento narrado manifiesta la necesidad de un cambio de actitud frente al conformismo habitual. Ahora bien, no se trata simplemente de un cambio personal frente a un trauma psicológico que afecta solo a un individuo sino que la crisis va más allá, porque cada fragmento en forma de cuadro representa un fragmento de sociedad en historias mínimas y, en su reflejo, a quienes les contemplan.

Esperpento Esperpento Esperpento Esperpento Esperpento Mi pintura, velando, revela. En su devenir ha ido encontrando un modo de razonar diferente a partir de referentes decisivos y conceptos esquivos de una presencia tangible. Cada una de las secuencias temporales, de alto contenido narrativo y simbólico, ha ido estrechando su compromiso con cierto tipo de escritura donde la sucesión de imágenes va encontrando un hilo rojo en el tiempo. Una especie de pensamiento encarnado cuya intención es despertar la conciencia favoreciendo encuentros sensoriales y emocionales con el mundo al que pertenecemos, con su belleza y su conflicto. Una doble trama que, a lo largo de los años, se distingue como una inmensa red reversible desde lo sensible.

Las características icónicas, plásticas y conceptuales son el cambio de escala, el fuera de foco y de campo y las diversas tensiones compositivas; las superposiciones de contornos y formas; el uso libre de la luz, el color o la mancha; la doble visión simultánea: figurativa y abstracta; la diversidad estilística en el contenido de cada proyecto; las múltiples lecturas y referencias textuales, y la reinterpretación de los géneros clásicos como el retrato o el paisaje. Hablando de géneros, pero en otra acepción, también la relectura de la propia pintura fuera de la perspectiva de la tradición masculina.

Mi pintura sigue evolucionando a cada tanto como un movimiento constante de cercanía y de alejamiento consigo misma y, más allá de sus márgenes, en la relación íntima con otras miradas. Maria Zambrano,la fuerza de la debilidad, razón pictórica, filosofía Puedo luego soy, me rebelo luego somos. Dos citas unidas en una frase, de Simon Weil y Albert Camus respectivamente, revelan el sentido de estos rostros sin nombre de la dignidad humana. Los primeros 13 retratos de esta serie en proceso aparecieron al final de la muestra Seres fuera de campo, como conclusión inacabada y abierta a un nuevo comienzo. Mi pintura sigue avanzando retomando trabajos anteriores. En este caso concreto, a partir de Hannah Arendt y su singular concepto de paria consciente, se atreve a revisar, a modo de cita o escritura al margen, el sentido de los 48 Retratos ilustres del pintor alemán Gerhard Richter, también objeto de estudio en su día. La cita pretende despertar esta obra de su letargo ideológico e histórico y reponer ciertas ausencias en clave crítica, mostrar ese otro saber, desplazado por incómodo, que lamentablemente no ha dejado huella en las enciclopedias y que, sin embargo, existe. banalidad del mal. mery sales pintora

Carrer de Juan de Mena, 6 46008 Valencia pintura@merysales.com

Esperpento

Esperpento
Categorías
Obras

Sombras de Cadmio # 1997

Sombras de Cadmio # 1997
El cadmio es un mineral que aporta a determinados colores intensidad y saturación; los rojos, magentas, naranjas y amarillos que lo contienen se caracterizan por su condición extremadamente cálida y saturada. Estos son los colores empleados en la parte clara de las formas y, por contraste, dan pie a la sombra en los tonos fríos igualmente intensos: turquesas, esmeraldas, prusias o púrpuras… Sombras de Cadmio anuncia de este modo dos partes antitéticas: cadmio está nombrando a la pintura, implícitamente, en el material utilizado, y sombra propone el envés de lo claramente visible, es decir aquello que se esconde porque se desea, se intuye o se teme. La luz cegadora del cadmio necesariamente produce sombras, ambos extremos rivalizan en el mismo plano desmintiéndose y liberando en su lucha otros espacios para el pensamiento. Un enfrentamiento de sentidos que delata, al menos, que no existe una única fórmula ni mejor de ver ni una mejor que las demás. En todo caso, activa la necesidad de querer, a partir de la duda, y de mirar, mediante la pintura, aquellos trazos velados e indescifrables de lo otro desaparecido en la superficie del cuadro.

Sombras de Cadmio Sombras de Cadmio Mi pintura, velando, revela. En su devenir ha ido encontrando un modo de razonar diferente a partir de referentes decisivos y conceptos esquivos de una presencia tangible. Cada una de las secuencias temporales, de alto contenido narrativo y simbólico, ha ido estrechando su compromiso con cierto tipo de escritura donde la sucesión de imágenes va encontrando un hilo rojo en el tiempo. Una especie de pensamiento encarnado cuya intención es despertar la conciencia favoreciendo encuentros sensoriales y emocionales con el mundo al que pertenecemos, con su belleza y su conflicto. Una doble trama que, a lo largo de los años, se distingue como una inmensa red reversible desde lo sensible.

Las características icónicas, plásticas y conceptuales son el cambio de escala, el fuera de foco y de campo y las diversas tensiones compositivas; las superposiciones de contornos y formas; el uso libre de la luz, el color o la mancha; la doble visión simultánea: figurativa y abstracta; la diversidad estilística en el contenido de cada proyecto; las múltiples lecturas y referencias textuales, y la reinterpretación de los géneros clásicos como el retrato o el paisaje. Hablando de géneros, pero en otra acepción, también la relectura de la propia pintura fuera de la perspectiva de la tradición masculina.

Mi pintura sigue evolucionando a cada tanto como un movimiento constante de cercanía y de alejamiento consigo misma y, más allá de sus márgenes, en la relación íntima con otras miradas. Maria Zambrano,la fuerza de la debilidad, razón pictórica, filosofía Puedo luego soy, me rebelo luego somos. Dos citas unidas en una frase, de Simon Weil y Albert Camus respectivamente, revelan el sentido de estos rostros sin nombre de la dignidad humana. Los primeros 13 retratos de esta serie en proceso aparecieron al final de la muestra Seres fuera de campo, como conclusión inacabada y abierta a un nuevo comienzo. Mi pintura sigue avanzando retomando trabajos anteriores. En este caso concreto, a partir de Hannah Arendt y su singular concepto de paria consciente, se atreve a revisar, a modo de cita o escritura al margen, el sentido de los 48 Retratos ilustres del pintor alemán Gerhard Richter, también objeto de estudio en su día. La cita pretende despertar esta obra de su letargo ideológico e histórico y reponer ciertas ausencias en clave crítica, mostrar ese otro saber, desplazado por incómodo, que lamentablemente no ha dejado huella en las enciclopedias y que, sin embargo, existe. banalidad del mal. mery sales pintora

Carrer de Juan de Mena, 6 46008 Valencia pintura@merysales.com

Sombras de Cadmio

Sombras de Cadmio
Categorías
Obras

Cuadros con secreto # 1995

Cuadros con secreto # 1995
El enigma de la pintura reside más allá de sus límites: lo importante queda al margen. El empleo del fuera de campo saca de la escena lo importante, tal y como hacen la descentralización del motivo o su ruptura mediante cortes intencionados, o la estructuración de la escena en capas de pinceladas que construyen la forma y cubren lo visto sin fundirse totalmente. Estos son algunos de los recursos plásticos empleados a tal fin. La pintura es una invitación a mirar más allá de lo establecido para imaginar otra realidad, dado que en la medida en la que seamos capaces de ver lo invisible, seremos capaces de hacer lo imposible.

Cuadros con secreto Cuadros con secreto Cuadros con secreto Cuadros con secreto Mi pintura, velando, revela. En su devenir ha ido encontrando un modo de razonar diferente a partir de referentes decisivos y conceptos esquivos de una presencia tangible. Cada una de las secuencias temporales, de alto contenido narrativo y simbólico, ha ido estrechando su compromiso con cierto tipo de escritura donde la sucesión de imágenes va encontrando un hilo rojo en el tiempo. Una especie de pensamiento encarnado cuya intención es despertar la conciencia favoreciendo encuentros sensoriales y emocionales con el mundo al que pertenecemos, con su belleza y su conflicto. Una doble trama que, a lo largo de los años, se distingue como una inmensa red reversible desde lo sensible.

Las características icónicas, plásticas y conceptuales son el cambio de escala, el fuera de foco y de campo y las diversas tensiones compositivas; las superposiciones de contornos y formas; el uso libre de la luz, el color o la mancha; la doble visión simultánea: figurativa y abstracta; la diversidad estilística en el contenido de cada proyecto; las múltiples lecturas y referencias textuales, y la reinterpretación de los géneros clásicos como el retrato o el paisaje. Hablando de géneros, pero en otra acepción, también la relectura de la propia pintura fuera de la perspectiva de la tradición masculina.

Mi pintura sigue evolucionando a cada tanto como un movimiento constante de cercanía y de alejamiento consigo misma y, más allá de sus márgenes, en la relación íntima con otras miradas. Maria Zambrano,la fuerza de la debilidad, razón pictórica, filosofía Puedo luego soy, me rebelo luego somos. Dos citas unidas en una frase, de Simon Weil y Albert Camus respectivamente, revelan el sentido de estos rostros sin nombre de la dignidad humana. Los primeros 13 retratos de esta serie en proceso aparecieron al final de la muestra Seres fuera de campo, como conclusión inacabada y abierta a un nuevo comienzo. Mi pintura sigue avanzando retomando trabajos anteriores. En este caso concreto, a partir de Hannah Arendt y su singular concepto de paria consciente, se atreve a revisar, a modo de cita o escritura al margen, el sentido de los 48 Retratos ilustres del pintor alemán Gerhard Richter, también objeto de estudio en su día. La cita pretende despertar esta obra de su letargo ideológico e histórico y reponer ciertas ausencias en clave crítica, mostrar ese otro saber, desplazado por incómodo, que lamentablemente no ha dejado huella en las enciclopedias y que, sin embargo, existe. banalidad del mal. mery sales pintora. ¿Por qué cuadros con secreto? Mejor será preguntárselo a ellos, mirándolos con unos ojos no demasiado estropeados por la Historia o por la Actualidad. Para tantear el hueco de esa interrogación me aventuro a escribir. ¿Por qué cuadros con secreto?: porque el motivo del cuadro, lo más crucial de cuanto allí está sucediendo, no se ve; bien porque queda excluido de campo por un encuadro reticente, o bien porque sencillamente se trata de algo que no puede ser mostrado visualmente.

Carrer de Juan de Mena, 6 46008 Valencia pintura@merysales.com

Cuadros con secreto

Cuadros con secreto