Categorías
Obras

El rostro oculto # 2003

El rostro oculto # 2003
La causa que impedía a la Mujer Elefante poder ver, verse y encontrar su propia voz, era la pérdida de la cabeza y, por tanto, de los sentidos. Ese rostro oculto por la almohada responde ahora a una serie de primeros planos extraídos de la Juana de Arco de Dreyer. Su tormento irá transformándose en una sucesión de gestos conmovedores. Frente al peso del saber cabe oponerse con otra verdad, aunque solo exista fuera de los márgenes de lo visible, como un tímido destello. Su verdad es su palabra, mínima expresión que da sentido a su existencia. Elemento exageradamente desproporcionado frente al magno discurso, convertido en artillería pesada, de sus oponentes. A pesar del miedo ella no renuncia, no puede fingir, no puede callar, no se deja convencer por retóricas, ni siquiera le disuade la razón a la fuerza, y esa es su lucha: su existencia es su condena. Defender su verdad le dará la vida aunque por ello muera en la hoguera. La indefensa pero insumisa mujer, protagonista de esta trama y de muchas otras, se enfrenta a todos siendo consciente de su fatal destino, y demanda con su vida la obligación de pensar.