Categorías
Obras

Ver o arder # 2004

Ver o arder # 2004
A partir de la disyuntiva que ofrece el título se articula la secuencia de cuadros que extiende las premisas del primer término: ver, invitando a mirar, más allá de lo que aparece a simple vista. Quien mira, en este caso, se convierte en testigo voluntario, participante con sus propias experiencias, sensaciones y pensamientos en la escena que contempla. De este modo, dentro de las situaciones que los cuadros ofrecen, hay mucho más: todo lo que la mirada del otro contiene. Su propio imaginario, a partir de lo leído, vivido o contemplado, será lo que vaya despertándose en la pintura. Es el momento en el que el observador entiende la figura del testigo como fermento de conciencias y de nuestra memoria común abocada a repetir los males de la historia si no nos hacemos cargo de ella.